17 mayo, 2007

Homofobia y Transfobia

Hoy es el día contra la homofobia y la transfobia. Muchas veces he reflexionado, como persona y como cristiano y católico, el porqué de este fenómeno, sobre todo, dentro de mi Iglesia.

Algunos pueden citar fuentes bíblicas, que aunque la Biblia, como Palabra de Dios que es para un cristiano como yo, no deja de ser un Libro escrito hace miles de años y que hay que entenderlo en la cultura de aquella época.
Algunos se refieren a los comentarios de San Pablo, pero vuelvo a decir lo mismo. De todas formas, cualquier tipo de duda, queda aclara en los textos de San Pablo en su carta a los Corintios con respecto al amor.

Y es que si nos falta amor, no somos nada. Más importante que la Fe, que la esperanza. El amor. Eso es lo que distingue, tiene que distinguir al cristiano.

Por eso, ser homófobo, no es ser buen cristiano ni católico. Por supuesto, si se pregunta, nadie en nuestra Iglesia católica es homofóbo. Pero nuestros compartamientos ¿lo demuestran así?.
Ha sido vergonzoso que nuestra jerarquía y muchos religiosos y religiosas se manifestaran en contra del matrimonio gay. Como si que dos personas que se aman sean un peligro. Para mí, católico que soy, ha sido doloroso verlos en estas manifestaciones, cuando nunca les vi, en las que se hacían cuando ETA mataba, por poner un sólo ejemplo.

En la Iglesia tenemos que estar con los que sufren, que ahí se encuentra Jesús de seguro. Los cristianos de base, los de a pie, no podemos tolerar que nuestras jerarquías se comporten como lo están haciendo, y no nos queda más remedio que no callarnos. Y por supuesto, confiar en Jesús y en el Evangelio. Ahí están todas las respuestas
.

No hay comentarios: