04 marzo, 2007

Viernes de Marzo

No es un viernes cualquiera no, no lo es el primer viernes de Marzo. Hasta tres veces, por circunstancias que no vienen a lugar, me acerqué hasta el templo de San Lucas para visitar al Señor de las Tres Caídas. ‘Tiene poder’, me comentaba un amigo. Y la verdad, es que sí. Que lo tiene. El imaginero que lo hizo parece que tuvo el don de ponerle algo divino. Porque lo tiene. Se le nota. Es divino. El templo estaba muy bien organizado. Me gustó.

Ahora a esperar al Miércoles Santo para verlo y acompañarlo por las calles de Jerez. Seguro que de nuevo son miles las personas que detrás de El, y cada vez más, también detrás de la Virgen de los Dolores, con sus peticiones y sus esperanzas. Por eso no me gusta nada, en absoluto nada, cuando se critica a los acompañantes porque no se ponen el hábito de la Hermandad. Que piense la Hermandad por qué ocurre eso. Porque miles de personas deciden hacer la procesión, acompañando a los pasos y no lo hacen en la comitiva. Deben pensarlos los responsables por qué. Quizás tenga que ver el aparente monopolio de tener que hacerse una túnica en un lugar determinado. Quizás tenga que ver la fractura que existe entre una Iglesia que piensa más en política y en partidos de derechas y un pueblo que lo único que quiere es vivir en paz. Quizás sean más cosas. No lo sé. Sólo doy ideas. No me toca a mi resolver este problema.

No hay comentarios: