05 febrero, 2007

El señor autobús.

Los casos que uno se encuentra en la carretera. Iba circulando en mi coche desde Jerez hacia Cádiz, por la autovía, cuando a la altura de la salidad de Jerez Sur, por donde las Bodegas Internacionales, veo que por el carril derecho de incorporación viene un autobús de pasajeros verde a toda velocidad. Yo iba a unos 90 kms / hora. No corro más porque ni me apetece ni me viene en gana. Pues intuyo, y compruebo, que el señor autobús no aminora su velocidad. Con lo cual, yo me veo obligado, primero a cambiar de carril y segundo, a ponerme a 120 kms /hora, para que no me den golpes los coches que vienen por este segundo carril.

Es decir, el señor autobús me obliga a cambiar de carril, y sobre todo, a correr. Porque a él le da la gana. Porque o te quitas, o te como. Porque al señor conductor, le importa un pito las vidas de los que circulamos por la autovía, y le importa otro pito más gordo la vida de los pasajeros de su autobús. Su vida, no sé que pito le importaría. Lástima que en vez de ser verde el color que vi por el autobús, no fuera el verde de la Guardia Civil, para quitar a semejantes individuos peligrosos de la carretera.


http://36norte6oeste.blogspot.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

personajes como tú, por desgracia abundan, de los que ven que viene un vehículo incorporándose a la autopista y no tienen la deferencia de aminorar la marcha o cambiar de carril cuando puede hacerlo,olé por tí y por tus huevos, no me sorprende que haya accidentes habiendo indivíduos como tú con tan poca cortesía al volante